Si te gustan los platos de pasta con una salsa bien cremosa, esta receta de salsa con coliflor y anacardos te va a encantar. Las salsas más tradicionales muchas veces llevan nata para aportarle la cremosidad. Nunca me ha gustado mucho, así que desde que descubrí que fácil y rico salen las salsas a base de anacardos, estoy muy feliz. También utilizo crema de soja o avena, pero si puedo hacerlo más natural, mejor.

Además los anacardos nos aportan grasas saludables, proteínas vegetales, vitaminas y minerales. Así que consta una alternativa más nutritiva.

La elaboración es muy simple y con muy pocos ingredientes. Sólo hace falta cebolla, ajo, coliflor, anacardos, limón y unas especias. Es importante dejar los anacardos en remojo: durante al menos 4 horas en agua templada, o durante 30 minutos en agua caliente/ recién hervida. Así luego se dejan triturar bien. Dicho eso,  ayuda mucho tener un robot de cocina o al menos una buena batidora de mano, para conseguir una consistencia homogénea de la salsa.

En esta receta me apetecía combinar la salsa con esparrago verde como está de temporada, lo freí sólo unos minutos junto con cebolla morada, nueces y hojilla de pimentón mallorquín. Me encanta su aroma!! Si te apetece otra verdura o chili, seguramente quedará igual de rico.

Y me contarás!!

Un abrazo fuerte,

Sina


Salsa Cremosa de Coliflor con Esparrago Crujiente

 

Una salsa deliciosa a base de coliflor y anacardos. Pocos ingredientes y llena de sabor y valor nutritivo.

 

Salsa de Coliflor

  • medio coliflor (350-400g))
  • 80 g de anacardos (en remojo durante la noche)
  • media cebolla ((la otra mitad usamos para el esparrago))
  • 2 dientes de ajo
  • medio limón ((su zumo))
  • 2 cucharadas de tahin
  • media cucharadita de pimentón dulce y picante
  • sal (al menos una cucharadita), pimienta al gusto
  • cuarto cucharadita de nuez moscada

Esparrago crujiente

  • 150 g de esparrago verde, fino
  • 1 puñado de nueces
  • 1 cucharada de hojllas de pimentón
  • media cebolla
  • 1 pizca de sal

Pasta

  • 400 g pasta ((el tipo de pasta que te apetece, 100 g por persona))

Salsa de Coliflor

  1. Picamos el coliflor con un robot de cocina o a mano en trozos muy pequeños. Picamos la cebolla y el ajo.

  2. Calentamos aceite en una sartén y rehogamos primero la cebolla durante unos 3-5 minutos, después añadimos el coliflor con el ajo y las especias (sal, pimienta, pimentón, nuez moscada).

  3. Echamos un poco de agua y dejamos hervir a medio fuego durante unos 10 minutos hasta que el coliflor quede blando. No echemos mucha agua, para que no quede demasiada liquida la salsa al final.

  4. Trituramos el contenido de la sartén (si te has pasado con el agua, guárdalo y añade al final si hace falta), junto con el zumo del medio limón, los anacardos y el tahin hasta obtener una consistencia bien cremosa. Probamos y sazonamos más si hace falta (con sal, zumo de limón y pimienta).

Pasta

  1. Preparamos la pasta según las instrucciones.

Esparrago crujiente

  1. Cortamos el esparrago por la mitad, picamos la restante mitad de la cebolla y los nueces.

  2. Calentamos aceite de oliva en una sartén y añadimos la cebolla junto con las hojillas de pimentón y los nueces. Freímos durante unos 3 minutos y añadimos el esparrago durante unos 5 minutos más.

Pasos finales

  1. Mezclamos la pasta con la salsa, y decoramos los platos con el esparrago. Si sobra salsa la puedes comer como dip con pan o patatas.

 



[wdi_feed id=”1″]